hoy es siempre todavía

martes, 3 de mayo de 2011

Las impropias palabras de Barack H. Obama, Presidente


Aunque parezca lo contrario, hablar de política no es lo que más me gusta. Ojo con el error de apreciación desde fuera. Lo que me interesa fundamentalmente es observar las conductas humanas, bien del individuo, bien de la agrupación, y relacionarlas entre sí. Comprobar sus efectos, advertir su oportunidad, desenmascarar sus engaños. Estar atento al lenguaje y a la intención con que se usa. Siempre que lo vea claro. Porque uno pertenece al patrimonio de la especie y no se libra de los comportamientos al uso.



A lo que iba. Sobre la noticia bomba de ayer y de hoy, se me ocurre decir: no haga mal uso del lenguaje, no hable impropiamente, señor Barack Hussein Obama, presidente de los Estados Unidos de América. Porque perplejo me dejó usted al escucharle decir por televisión, con estilo contundente y taxativo: “Se ha hecho justicia”, refiriéndose a la muerte de Bin Laden a manos de un grupo operativo de la CIA. Hombre,  hablemos con propiedad. Usted quiso decir venganza donde dijo justicia. Porque si quiso decir lo que dijo, mi fe en el sistema democrático americano, que tantos ejemplos e iniciativas progresistas ha tenido, al menos de puertas para adentro, pero también como modelo sobre los demás sistemas democráticos, quiebra al oír sus palabras.



Puedo entender que los norteamericanos se quisieran cargar a Bin Laden. Que quisieran devolverle la jugada sangrienta del 11S, aunque dudo que la sociedad yanqui recuerde la nuestra del 11M o las fechas dramáticas de otras sociedades del planeta que han sido atacadas. No puedo olvidar que el terrorista árabe fue un visionario aventurero, rico, iluminado, fanático, que optó desde su posición de típica clase alta por soluciones guerreras inventando su guerra particular. Algo muy propio de todos los terroristas, por cierto. Las circunstancias de la muerte de este siniestro personaje solo las conoce el gobierno americano y la CIA y seguro que las incógnitas y los misterios estarán fluyendo ya respecto a la decisión de eliminarlo rápidamente en lugar de hacerlo preso y llevárselo. Y demos por hecho que el muerto fue el susodicho y no su guionista, como sugería irónicamente no sé qué periódico. Pero en fin, éste es un tema espinoso, sobre el que un ciudadano común puede tener dudas pero al que resulta imposible conocer la verdad, a corto plazo al menos.



En lo que insisto es en los términos empleados por Obama sobre la ejecución sumaria del terrorista más buscado (supuestamente) Yo creía que el término justicia implicaba un proceso sumarial, una aplicación de derechos y de investigación independiente, una participación directa de la judicatura y de una corte penal, porque se supone que es el poder judicial el que aplica la Justicia. Pero nada de esto ha habido. Puede que la Constitución de los herederos del Mayflower permita esta acción, como ha indicado al vuelo algún medio de prensa, no lo sé, pero, por favor, llamen a las cosas por su nombre. Demos por hecho que Bin Laden y sus organizaciones sean aberrantes, criminales, desestabilizadoras, lo que quieran. Ante ello, ¿qué hace el gobierno USA? Ponerse a su altura, aplicar la ley del Talión, obrar pragmáticamente para salvar los oscuros intereses políticos que haya por debajo y no nos alcanzan.




Que digan las cosas como son: nos hemos vengado, le teníamos ganas, hay que dar satisfacción sangrienta a las masas sedientas de sangre y de venganza. Punto. Y de paso si sirve para desviar atenciones, recuperar prestigio perdido del Señor Presidente, dejar en la penumbra matanzas como la de Siria que están teniendo lugar estas semanas sin intervención alguna de la autoridad americana ni europea, por ejemplo, pues mira qué bien. Pero que no tergiversen el lenguaje, tan propio de dictadores y no de los demócratas . Por el bien del lenguaje, del pensamiento político, del derecho constitucional y de las leyes penales, sugiero a las autoridades norteamericanas que den atrás a la moviola y vuelva a salir el presidente del Estado más poderoso de la Tierra diciendo: Hoy nos hemos vengado del terrorista Number One. Y es que, repito, me aterra el uso impropio de las grandes palabras, sobre todo cuando aquellas son opuestas y antitéticas. Tema aparte es la desconfianza que algunos podemos tener sobre la misión. ¿No fue un agente al servicio de Norteamérica el tal Bin Laden cuando en Afganistán estaban los rusos? ¿No será que era conveniente acabar con él de esta manera, él que resultó ser un cuervo que sacó ojos a los que le criaron, porque sabía demasiado?




16 comentarios:

  1. Bush dijo acertadísimamente (se le escapan las cosas, pobre) sobre este tema: "USA se ha vengangado".
    Pienso que esa justicia expresada por el sr. Obama es precisa y exactamente la justicia que imparte ese país y sus dirigenes por el mundo.

    No olvides las relaciones financieras que tuvieron en fechas más lejanas al 11-S los Bush con los Bin Laden.

    ResponderEliminar
  2. Yo no me acabo de creer nada de esta historia. Parece un mal guión cinematográfico. No hay imágenes, no hay certeza deq ue fuera Bin Laden,... Demasiadas incoherencias, o no.
    Para empezar, el 11-S se orquestó para desviar la atención de un presidente que había ganado por tongo (Bush jr). Con la excusa de combatir el terrorismo y ser el salvador de América, se invaden países con petróleo, (por eso nadie interviene en Siria: no hay petróleo como en Libia, Irak, etc) y se cometen las mil tropelías y ahora nos quieren vender la moto de que han aniquilado a su mayor enemigo.
    Lo malo de esto, es que la mayoría de los americanos ( no todos) son estúpidos y creen que nosotros, los no yankis, también.
    Y para más inri, salen todos a la calle a celebrar y festejar la muerte del tirano, en vez de exigir justicia y derechos humanos por muy criminal que fuera. Todo para provocar al mundo árabe y comenzar otra guerra, que como los países árabes están moviditos y con la crisis Wall Street no es lo que era, así los magnates judíos de Nueva York se enriquecen un poquito más y se venden unas cuantas armas o se gastan en luchar por la causa, que ya vendrá Europa a pagarlas.
    Está bastante clara la jugada. No hay que ser experto en ajedrez.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta. Una verdad en todo su fundamento,me quedo con esta frase.
    ''Que digan las cosas como son: nos hemos vengado, le teníamos ganas, hay que dar satisfacción sangrienta a las masas sedientas de sangre y de venganza. Punto.''

    ResponderEliminar
  4. Qué perspicaz es usted. La verdad es que realmente es una venganza. Y qué trágico para mí, que soy un ingénuo, es ver a tantos seres humanos alegrarse del asesinato de otro. Hasta Rajoy ha dicho hoy que era un paso adelante para preservar el derecho a la vida y la libertad de los hombres...
    Un crimen para preservar el derecho a la vida.
    No dudo que lo hayan matado. No dudo que sea él. Pero, igualmente, no dudo que Las Torres Gemelas fueron voladas por un tío con nombre de Bello púbico.
    Un abrazo y genial entrada

    ResponderEliminar
  5. Muy buen análisis. Coincido.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Oh...en qué berenjenal nos hemos metido.
    ¿Sabes? Después de G. Wáshington y sus ideales independentistas y progresistas no consigo observar nada de eso en los años que viví y ya son 56. ¿Porqué no se ufanaría de matar, entonces? Veces hay que la Ley del Talión incluye escuelas y hospitales como en Irak y Afganistán, pero son esquirlas de fuego amigo "eso dicen".
    Coincido en que si cree que hizo lo correcto, lo debe llamar por su verdadero nombre: "Vendetta", "Venganza"
    Un gran saludo fraternal. Y espera a mediados del 2012 para tomar ese café.

    ResponderEliminar
  7. Tal y como he indicado en la entrada de mi blog, estamos confundiendo ya la justicia con la venganza. El odio no puede expresarse con júbilo porque entonces nos estamos poniendo a su mismo nivel ético.
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Casilda, quizás tengas razón. A mí las circunstancias de esta muere extraña me hace pensar en las antiguas connivencias del difunto con sus matones de ahora. ¿Será que no se ha querido que se supieran cosas...?

    Cuánto ocultismo e hipocresía, señor. Gracias.

    ResponderEliminar
  9. CMG, lo explicas tan claro y contundentemente que nada tengo que objetar ni añadir. Por ahí pueden ir los tiros. Cada día salen informaciones que se contradicen con las el día anterior. Pero eso sería lo de menos. Lo peor es que el valor del Derecho, de la Justicia, de los problemas fundamentales de los países árabes (y no árabes) se oculten. Aquí hay jugada propagandística, como siempre.

    ¿No dinamitaron su barco Maine los yanquis para echar la culpa a los españoles y declarar la guerra a España cuando lo de Cuba?

    ResponderEliminar
  10. Eva BSanz. He visto titulares de periódicos que incluyen la palabra Venganza en lugar de otras tonterías. Habrá que ver lo que hay detrás.

    Bienvenida, pásate cuando gustes.

    ResponderEliminar
  11. Pigmalión. No sé si soy perspicaz, pero sí muy suspicaz con la política de los americanos. Cuando hacen las cosas nunca son ni por casualidad, ni por principios de derechos humanos ni justicia ni progreso...En el tablero de ajedrez una ficha que se mueve puede incidir sobre toda la partida. Con lo que acontece en todos los países árabes hay muchas fichas desplazándose. Y los grandes del petróleo están a la expectativa.

    Lo que me revienta es que nuestros políticos, salvo excepciones honrosas, que las hay, sean tan seguidistas, tan de pláceme, la voz de sus amos...

    Gracias por seguir la polémica. Con diálogo y tolerancia, como debe ser, que es lo que me gusta de la gente que comenta por este territorio. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Neogéminis, me alegra te gusten los comentarios y análisis a la carrera que hacemos por aquí. Bienvenida. Cuando quieras.

    ResponderEliminar
  13. Oriental: con el tío George, jaj, estaban en mantillas, y la democracia americana tenía calado, novedad, aventura y un camino por delante. Encarnaban otra cosa diferente a la monarquía inglesa, pero las ideas ilustradas pesaban.

    Por cierto, ¿qué se dice por el cono sur a propósito?

    Salud.

    ResponderEliminar
  14. De acuerdo contigo totalmente, Carlos. Es lo más aberrante manifestar júbilo de la manera peliculera, como si se tratara de un partido de beisbol ganado, que han tenido los ciudadanos americanos que salieron a la calle. El primitivismo precivilizatorio predomina en momentos históricos. Suponiendo que sea verdad toda esta peli, que el tal Laden sea el muerto, etc., pienso en lo que nos hemos perdido de haberle procesado. Pero todo se hace saltándose todo. Interviniendo en un país que no es el suyo, evitando un proceso...da la impresión de que más que acabar con un caudillo del terror lo que han hecho la CIA y demás es eliminar pruebas. Pruebas el pasado, su papel de agente paraCIA cuando los rusos estuvieron en Afganistán, los negocios con las finanzas americanas y el petróleo...

    En fin, que lecturas se van a hacer a patadas. Habrá que seguirlas y tomar nota de lo sustancioso.

    Buen descanso.

    ResponderEliminar
  15. En tanto, me preguntas qué sensaciones hay por aquí, te cuento que son de signos encontrados, hay una minoría que siente un alivio y una mayoría que abona su creencia de que EEUU es el gendarme autoproclamado e indeseado del orbe.
    Recuerda que todas las dictaduras de América tuvieron apoyo y asesores norteamericanos, y los archivos top secret revelan además que estaban detrás de una estrategia de derrocamiento de los gobiernos progresistas.
    En definitiva, acá nadie es de Bin Laden, pero tampoco de Obama.
    Te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Oriental: la última frase ya me resulta suficientemente reveladora. Gracias por la información y el pulso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar